jueves, 9 de junio de 2011

Mñeh.

Ya no nombres. La silla no se levantará de tu memoria, sus cuatro patas están fijas a un nervio telepático. Toca la mesa, tú y ella se entenderán. Observa la boca redonda de la taza; cerámica de avanzada, diseño único y función letal. Deja el cenicero en su lugar, el humo es libre; irá a donde le plazca. Pica las teclas del ordenador; tu compulsión no va a curarse; los signos llegan al litio, se agrupan y organizan de tal forma que su predicado prescinde de tus dedos. 
No hay amor en nada de esto. La vida no se fija que hoy decidiste untarle una emulsión especial. El tiempo se desentiende de tus horas. Tu neurosis no va a parar. Deja de nombrar. Sé el hombre que sana balbuceando. Sé la enfermedad que alivia todas las causas. 
Sé y olvida ser.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde las profundidades de tu pensamiento, se levanta una ola Frank. Una ola que pretende barrer las injusticias de la vida y el tiempo. Para ustedes los creyentes en el hombre y la ciencia, una perla de litio o cualquier tipo de droga la solución. Y qué será de nosotros, los distribuidores de placebo. Los que perdimos la fe en el hombre junto a su ovillo de ciencia. Nosotros los dueños de un dolor no físico. Somos esponjas fabricadas para el mundo, nuestro principio es la absorción. Nos llenamos de dolor ajeno, sufrimiento y muerte. Nos cuesta tanto amar. El amor nos sabe a dolor. Hartos del dolor lo omitimos como un signo de puntuación. Ustedes, los de las manos prodigiosas nos devuelven esa sensibilidad extraviada.En su pluma todavía habita la paz y la esperanza. No la dejes morir. Inventa el amor en la hoja en blanco. Esa blancura vive para ti. Para ser escrita. Para ser leida. Una mentira que puede hacerse realidad. Para ustedes hay una segunda oportunidad. Nosotros, los del hojilla en la mano, nacimos marcados. Nuestra vida no nos pertenece. Tampoco el amor. Minutos de felicidad son encontrados en sus letras.

Isra dijo...

Hace un rato leía por ahí que había que soñar sin tregua hasta olvidar que se sueña...
"Sé y olvida ser"

Pues eso.
Salud!

Aquí su pendejo dijo...

Salud!

Anónimo dijo...

"Sé y olvida ser" dijiste hace más de un mes y te respondo con tus propias palabras: "No hay amor en nada de esto". "Sernos" sería la palabra exacta si dejáramos de ser un poco egoístas. Te abrazo.