viernes, 2 de septiembre de 2011

Hamlet era un pendejo.


En este no ser que soy, me deslavo y pierdo. El contorno del mundo asoma su cicatriz, ya es otro dolor. En este no ser, soy lo que pierdo, deslavo el mundo en mi contorno, que asoma su dolor sin cicatriz. En este no ser, donde el ser es una costumbre aprendida, golpeo, resisto la llegada y la partida del instante, en el instante mismo en que llego partido a ser un no sé qué. En este no saber, donde soy lo que puedo, parto a un abismo, me desintegro al sentir que siento, cuando lo que siento no tiene sentido. Lo he sentido, pero lo siento por mí, más que por ti, que sientes que no sientes, y si lo sientes no me entero.
En este no sernos somos lo que perdimos al hallarnos. 

2 comentarios:

Adry dijo...

Frank maestro, mosntruo, genio.

POEMAS SÉPTICOS dijo...

Extraordinario texto hermano. Saludos