sábado, 15 de octubre de 2011

Hablemos del vacío.


Hay una cosa llamada vacío y un vacío en cada cosa llamada. Condición y nombramiento. Dialéctica no fatal, diferida, que hila desde el mimetismo y el sigilo; diálogo involuntario de fatalidades, causalidad elevada al rango de mutua incidencia.
El vacío como relleno del vacío: recipiente y espejo, correspondencia no invocada, devenida; historia no acogida en el humilde libro de un historicismo jabonoso, imposible.
La cosa en su propia desolación, hueca, llana, suspendida entre la voluntad y la recreación. Su traje de todos los días, de todas las vidas, raído. Su disposición a desfilar en la pasarela locuaz del instante, frente al aplauso forzado, frente a la mirada furtiva, en el culmen del soslayo.
Dos bocas, dos manos, las ramas tendidas; el par arremetido en su disociación, el simulacro, la lenta descomposición de lo vivo, el triste ritual de la escenificación de lo transitorio, de lo que es ínfimo.
Tendencia irreversible de la materia.

2 comentarios:

Anaís Arantxa dijo...

Vacio es lo que yo siento cuando un instante pierde todo su sentido de existir... =)

Un Beso! =)

http://www.matandolasnormas.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Ri0Xf0
[url=http://isableingok.webgarden.com/sections/lo-que-necesitas-es-isabel]isabel marant wikipedia[/url]
[url=http://isabelmarants.blogdetik.com/boutique-isabel-marant/]manteau isabel marant[/url]
[url=http://buysneakersus.snappages.com/sac-longchamps-pas-cher.htm]sac lonchamps[/url]

Jt7Na7Dj8Fh8
http://isabelmarants.blogdetik.com/2013/03/13/13031301/
http://isabelsneaker.webs.com/precioso-isabel-marant-serie
http://kingyunujj.blinkweb.com/isabel-marant-new-york.html